Translate

martes, 25 de julio de 2017

Pastillas de lengua

¿Qué idioma usamos castellano o español?



Por: Fabián Núñez Valverde

A cualquier regionalista latinoamericano se le podría ocurrir el no aceptar ni el español ni el castellano como nombre para su idioma y argumentar que el español de América es diferente y que por tanto habría que hablar de un “hispanoamericano”. Hoy en día así de risible suenan los rescoldos de la controversia en favor y en contra de cuál nombre es el más adecuado.     Hay que empezar por reconocer que ha existido una polémica en cuanto al nombre del idioma y que aún persiste con tintes políticos o regionalistas. Pero ¿qué dicen algunas autoridades y expertos al respecto?

“El castellano es la lengua española oficial del Estado. (...) Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas...” (Constitución española)

“En España, se usa asimismo el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco.” (DPD, RAE y Asociación de Academias de la Lengua Española)

 “Por "lengua española" entiendo aquella lengua que solemos hablar todos los españoles cuando queremos ser entendidos perfectamente unos de otros.” (Gregorio Mayans y Siscar quien fuera erudito, jurista, historiador, lingüista y polígrafo valenciano)

“Se llama lengua castellana (y con menos propiedad española) la que se habla en Castilla y que con las armas y las leyes de los castellanos pasó a América, y es hoy el idioma común de los Estados hispanoamericanos.” (Andrés Bello - Gramática de la lengua castellana)

Castellano “Lengua española, especialmente cuando se quiere distinguir de alguna otra lengua vernácula de España.”  (Acepción 9, DLE)

Y no olvidemos la célebre “Gramática de la lengua castellana" de Antonio de Nebrija.

En la actualidad ambos nombres son sinónimos, tanto español como castellano, para la lengua que usamos los 472 millones de hablantes y no puede ser de otra manera, no podemos decir que Nebrija debió ya colocar en su título “Gramática de la lengua española”, o acusar a Bello de insurrecto por arremeter contra “española”. También hay que tener presente que al hablar de riqueza idiomática es tener la posibilidad de decir lo mismo de varias formas, en este caso particular tener dos nombres para nuestra lengua, lengua que no tiene fronteras o desacuerdos políticos.  

2 comentarios:

  1. Que buen dato, esa eera la explicación que necesitaba hace bastante tiempo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su visita y me alegra que haya sido de utilidad.

      Eliminar

Datos personales

Mi foto
Porque la cultura rompe cualquier clase de barreras y su difusión enriquece y nos enriquece.